DÍAS DE FLORES Y RABIA

Bartolomeo Vanzetti (11 de junio, 1888 – 23 de agosto, 1927), junto a Nicola Sacco fue ejecutado por unos delitos que no cometieron. Corrían tiempos convulsos (como todos) y se comenzaron a aplicar desde el Estado políticas de terror para “limpiar las calles de inmigrantes radicales, anarquistas y comunistas”, que se oponían al gobierno y que se mostraban activos en los combates sindicales y en las huelgas de aquella época.

Cuatro meses antes , Vanzetti escribió: “Si no hubiera sido por ésto, pude haber vivido mi vida entera hablando en esquinas frente a hombres que me despreciaban. Pude haber muerto sin que nadie supiera de mí, como un desconocido, un fracasado. Ahora no somos un fracaso. Esta es nuestra carrera y nuestro triunfo. Nunca en toda nuestra vida podríamos haber esperado emprender tal lucha por la tolerancia, por la justicia, por el entendimiento del hombre por el hombre, como lo hemos hecho ahora por accidente… La pérdida de nuestras vidas, las vidas de un buen zapatero y un pobre vendedor de pescado, todo. Ese último momento nos pertenece, esa agonía es nuestro triunfo“.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: