Archivo para enero, 2009

EL MERCADO QUE FUNCIONABA SOLO

Posted in General with tags , , , on enero 29, 2009 by viautopica

En 1769, el ingeniero húngaro Wolfgang von Kempelen construyó  una máquina que jugaba al ajedrez, El Turco. Un muñeco ataviado con turbante que movía las piezas como un autómata sobre un tablero que reposaba a su vez sobre un gran cofre, en el que se podían distinguir engranajes y complicados resortes. Como atracción tuvo durante muchos años un éxito inaudito. Derrotó a reputados jugadores, no respetó ni al emperador José II ni a la zarina Catalina II de Rusia. Ni siquiera a Napoleón Bonaparte,a quien venció entres ocasiones.
Durante ese tiempo nadie sospechó que se trataba de una farsa, de un fraude; que Johann Allgaier, un excelente jugador -inventor del gambito que lleva su nombre- se escondía en el interior de la caja y que jugaba con un pequeño tablero que con unos imanes movía las piezas del exterior. La habilidad de su “inventor” era la forma de presentar la máquina, como en un espectáculo de ilusionismo abría las puertas del cofre, que con un ingenioso mecanismo ocultaba la parte trasera. La atracción y su “misterio” sobrevivió incluso a su creador y fue ocupada por otros jugadores.
La historia me recuerda al mismo cuento con que durante años y años nos ha machacado el neoliberalismo, el mercado funciona solo, gracias a los perfectos engranajes de la libre competencia. Toda esa mentira que a base de repetírnosla la han convertido en la “única verdad” verdadera, ante la ignorancia o estupidez de todos nosotros. Y es que, aunque en el fondo, muchos suponen que ese tinglado tiene truco, que está el gran Capital moviendo con firmeza las piezas de eso que llaman “libertad de mercado” (bendita contradicción!), y que en momentos, como los de ahora, en que dicho jugador está en apuros, viene a ser sustituído por otro de caracteristicas más ejecutivas, el Estado.Y que si las cosas se ponen dificiles, para eso está el ejército, para ganar la partida como sea. Porque en el fondo, aún el público necesita creer que la maldita máquina funciona sola.

el-turcook1“Neoliberalismo (definición): El liberalismo anterior era la negación de la intervención del Estado en la libertad de mercado, de trabajo y movimientos de capitales; el neoliberalismo requiere la intervención del Estado en favor de sus objetivos. El socialismo ha sido su mejor intérprete.” Diccionario político de Eduardo Haro Tecglen, 1995.

BARCELONA O COMO ACABAR CON LA VIDA…

Posted in General with tags , , , on enero 28, 2009 by viautopica
El Ayuntamiento de Barcelona, gris jardinero del Capital, con la ayuda de los jueces y la “policía armada”, sigue cortando, podando la vida allá donde surge.Cualquier brote que aparece entre las grietas del asfalto es arrancado de raíz. Allá donde un grupo de gente se reune libremente, sin el imperativo del dinero y ocupa lugares, abandonados durante años, para llenarlos de vida, conocimiento y alegría, vienen las autoridades competentes para hacer el vacío. Incluso instando a los mismos dueños a la denuncia.
Dos ejemplos recientes lo corroboran, dos Centros Sociales Ocupados, La Retaguardia (Sant Gervasi) y La Teixidora (Poblenou), que después de haber adecentado los locales donde se desarrollaban actividades culturales y sociales han sido desalojados por la fuerza pública.
Sólo desde la mala voluntad se puede ignorar de forma tan absoluta y ciega esa actividad cultural que desarrolla la juventud en esos centros, que además, a diferencia de los montajes oficiales de “la cultureta rancia” o ” la bobería fashion” con los que se adorna el Poder, NO cuestan dinero al ciudadano.

vida-o-muerte3

Malditos sean los que acaban con la vida, pues la única RAZÓN es la VIDA!!!
“Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.” Francisco de Quevedo

DESARMAD A LOS EJÉRCITOS!!!

Posted in General with tags , on enero 19, 2009 by viautopica

bansky

Contemplo atónita un anuncio televisivo de las Fuerzas Armadas de EspaÑa en el que se presentan como una ONG de causas humanitarias, tal es el “neolenguaje” del que ya Orwell nos advirtió. Pero es que viéndoles, parecen unos “payasos sin fronteras” repartiendo caramelos y felicidad en Afganistán!
Soldados y mercenarios, deponed las armas, pues esas armas nos apuntan a TODOS!

ISRAEL : TERRORISMO DE ESTADO

Posted in General with tags , , , on enero 17, 2009 by viautopica

lacomunidadelpais

Ayer fueron víctimas, hoy verdugos al repartir fuego y muerte entre la población civil. Demasiados “errores” para justificar esa sinrazón, ese abuso del poderoso frente al débil.
Mientras tanto, gente “instruida” demuestra su condición salvaje, pues salvaje es justificar esa sangrienta injusticia que dura años y años. Personalidades como Pilar Rahola,Vicent Sanchis, Joan B. Culla o Vicenç Villatoro, desde las páginas de esos periódicos, tan de derechas y reaccionarios, como “La Vanguardia” o el “Avui” defienden esa barbarie al calificarla de no desproporcionada y de derecho . Aquellos desgraciados que hayan perdido a sus familiares e hijos no pensarán lo mismo desde luego, sino que se cargarán de más y más odio. Israel ha sembrado de nuevo la destrucción pero también la rabia futura.

SOCIETAT VIGILADA

Posted in General with tags , on enero 7, 2009 by viautopica

DEL TRABAJO EN TIEMPOS DE “CRISIS”

Posted in General with tags , , on enero 5, 2009 by viautopica

*TRABAJAR : Del latín vulgar TRIPALIARE “torturar”, derivado de TRIPALIUM “especie de cepo o instrumento de tortura” en el que se ataba a los esclavos.
tripalium11

Es en tiempos de crisis cuando precisamente la palabra “trabajo” adopta todo su nefasto valor, cuando se impone como una necesidad vital para ser “alguien” en esta sociedad, cuando triunfa la paradoja de que para la vida sea necesaria nuestra condena perpetua al tedio y a la muerte administrada.
Siguen unos fragmentos del libro “El horror económico”, de Viviane Forrester, que así lo refrendan:
“Vivimos en medio de una falacia descomunal: un mundo desaparecido que nos empeñamos en no reconocer como tal y que se pretende perpetuar mediante políticas artificiales. Millones de destinos son destruidos, aniquilados por este anacronismo debido a estratagemas pertinaces destinadas a mantener con vida para siempre nuestro tabú más sagrado: el trabajo /…/
No es poca cosa cuando una sociedad lúcida, sofisticada, conduce a toda una “población” (en el sentido que le dan los sociólogos) como quien no quiere la cosa hasta los extremos del vértigo y la fragilidad: a las fronteras de la muerte y tal vez más allá. Tampoco es poca cosa inducir a aquellos a quienes avasalla a buscar, mendigar un trabajo, de cualquier tipo y a cualquier precio (es decir, el menor). Ysi no todos se entregan en cuerpo y alma a la búsqueda vana, la opinión general es que deberían hacerlo. /…/
Se advierte que frente a ciertos peligros, virtuales o no, es el sistema basado en el trabajo (aún reducido al estado de sombra) el que aparece como nuestra defensa…Sus rutinas, aparentemente capaces de atenuar o demorar lo peor, giran en el vacío y nos mantienen adormecidos en…la “violencia de la calma”. La más peligrosa, la que permite a las demás desencadenarse sin obstáculos y que proviene de un conjunto de imposiciones derivado de una tradición terriblemente larga de leyes clandestinas. “La calma de los individuos y las sociedades se obtiene mediante el ejercicio de antiguas fuerzas coercitivas subyacentes, de una violencia enorme y tan eficaz que pasa inadvertida”, y que en última instancia se la incorpora a tal punto que deja de ser necesaria. /…/
Todo se organiza, prevé, prohibe y realiza en función de la ganancia, que por lo tanto parece insoslayable, unida al meollo mismo de la vida hasta el punto que no se la distingue de ella. Opera a la vista de todos, pero no se la percibe. Aparece activamente por todas partes pero jamás se la menciona a no ser bajo la forma de esas púdicas “creaciones de riquezas” consideradas beneficiosas para toda la especie humana y proveedoras de multitudes de puestos de trabajo.Por consiguiente, la ganancia tiene la prioridad; es el origen de todo, como una suerte de big bang. Sólo después de garantizar y deducir la parte que le toca a los negocios —a la economía de mercado— se tiene en cuenta (cada vez menos) a los demás sectores …”