EL MERCADO QUE FUNCIONABA SOLO

En 1769, el ingeniero húngaro Wolfgang von Kempelen construyó  una máquina que jugaba al ajedrez, El Turco. Un muñeco ataviado con turbante que movía las piezas como un autómata sobre un tablero que reposaba a su vez sobre un gran cofre, en el que se podían distinguir engranajes y complicados resortes. Como atracción tuvo durante muchos años un éxito inaudito. Derrotó a reputados jugadores, no respetó ni al emperador José II ni a la zarina Catalina II de Rusia. Ni siquiera a Napoleón Bonaparte,a quien venció entres ocasiones.
Durante ese tiempo nadie sospechó que se trataba de una farsa, de un fraude; que Johann Allgaier, un excelente jugador -inventor del gambito que lleva su nombre- se escondía en el interior de la caja y que jugaba con un pequeño tablero que con unos imanes movía las piezas del exterior. La habilidad de su “inventor” era la forma de presentar la máquina, como en un espectáculo de ilusionismo abría las puertas del cofre, que con un ingenioso mecanismo ocultaba la parte trasera. La atracción y su “misterio” sobrevivió incluso a su creador y fue ocupada por otros jugadores.
La historia me recuerda al mismo cuento con que durante años y años nos ha machacado el neoliberalismo, el mercado funciona solo, gracias a los perfectos engranajes de la libre competencia. Toda esa mentira que a base de repetírnosla la han convertido en la “única verdad” verdadera, ante la ignorancia o estupidez de todos nosotros. Y es que, aunque en el fondo, muchos suponen que ese tinglado tiene truco, que está el gran Capital moviendo con firmeza las piezas de eso que llaman “libertad de mercado” (bendita contradicción!), y que en momentos, como los de ahora, en que dicho jugador está en apuros, viene a ser sustituído por otro de caracteristicas más ejecutivas, el Estado.Y que si las cosas se ponen dificiles, para eso está el ejército, para ganar la partida como sea. Porque en el fondo, aún el público necesita creer que la maldita máquina funciona sola.

el-turcook1“Neoliberalismo (definición): El liberalismo anterior era la negación de la intervención del Estado en la libertad de mercado, de trabajo y movimientos de capitales; el neoliberalismo requiere la intervención del Estado en favor de sus objetivos. El socialismo ha sido su mejor intérprete.” Diccionario político de Eduardo Haro Tecglen, 1995.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: