Archivo para Tourist

BARCELONA, Touristic Mark

Posted in General with tags , on mayo 30, 2008 by viautopica

Tourist you are the terrorist, es una pintada que ha ido apareciendo en las paredes de Barcelona desde hace algunos años. Yo no creo que los turistas sean terroristas, pues para ello hay que tener cierta voluntad de serlo, pero figuradamente quizá sí que sean pequeñas bombas, miles de bombas, inteligentes o de racimo, que con cara de felicidad ausente se desparraman por la ciudad. La cuestión no es defender a una supuesta entidad folklórica de sus habitantes o ciudadanos sino de señalar que la invasión turística produce destrucción, impotencia , marginalidad de carne y hueso, y en definitiva oponerse a esa inercia postmoderna tan complaciente con el mundo globalizado y sus efectos. El turismo de masas vacía de contenido humano la ciudad para convertirla en puro mercado (una gran botiga?) y todo ello siguiendo la lógica espectacular de parque temático: Gaudí como elemento cultural pero por lo demás nada nuevo, pues se repiten los tópicos del “typical spanish” de los 60: sol y juerga. El resultado es que el ciudadano es despojado de la ciudad, es desplazado. Un sólo ejemplo: cuando hay alguna manifestación en el centro de Barcelona, la policía lo primero que hace es blindar el acceso a las Ramblas y aledaños, dejando bien claro cuales son los intereses del capital, dirigir el negocio del ocio sin sobresaltos. Los lamentos son borrados del mapa.
Mientras, la tropa turística, amorfa pero a la vez reconociblemente uniformada, pasea por sus territorios ocupados supervisando si el producto se ajusta más o menos a lo que le vendieron. Barcelona acaba siendo como una de esas estatuas humanas de sus Ramblas, sólo una entidad disfrazada que se muestra a los turistas por una foto y unas monedas, pues en definitiva sólo es una atracción más de un gran parque mundial.
Pero lo peor de todo es que cualquiera de nosotros puede formar parte de ese ejército turístico y nos podemos reconocer en los ojos de cualquier “guiri” despistado, tal es la vacuidad de nuestras vidas, pensar que un viaje de vacaciones compensará la frustración de nuestro trabajo o de nuestra vida familiar. Corren tiempos en que entre los trabajadores más o menos occidentalizados es común pensar que sólo no viajan los “pringaos”, y año en año se renueva esa fe en la felicidad prometida, a poder ser a bajo coste, que comienza tal día y se acaba tal otro. El turismo de masas es en realidad una falsificación del viaje, se consume rápido (fast) como quien sale de permiso penitenciario. Eso sí a la vuelta se tiene que magnificar como para convencer de lo maravilloso de la experiencia y de paso inflar el mito.

No sé que se podría hacer para rescatar al turista (él o yo) de tal engaño, quizá ofrecerles “planos-deriva*” de la ciudad y que conociesen otros sitios, otros instantes fuera del programa; o quizá ya directamente regalarles una guía turística de Utopía, por si se quieren apuntar.
No sé, se aceptan ideas!

* Deriva: Una o varias personas que se abandonan a la deriva renuncian durante un tiempo más o menos largo a los motivos para desplazarse o actuar normales
en las relaciones, trabajos y entretenimientos que le son propios”.
La “Deriva” nos permite conocer y encontrar una serie de situaciones en su ambiente original, ya que al recorrer sin un objetivo ni dirección establecida, se está completamente abierto al entorno, el cual adquiere un valor particular.
Anuncios